4.4 ECONOMÍA CIRCULAR

Introducción

En Acción Nacional, el deporte es reconocido como un derecho humano esencial para el desarrollo individual y social. El deporte promueve valores como la disciplina y la perseverancia, fomenta habilidades como el trabajo en equipo y la convivencia saludable, y contribuye al equilibrio personal y a la construcción de relaciones comunitarias y entornos pacíficos. Por lo tanto, abogamos por la promoción de actividades físicas y deportivas a nivel gubernamental, respaldando políticas públicas que garanticen su práctica adecuada, digna y segura. Consideramos que el deporte es un motor de desarrollo y paz en las comunidades y en el país, y para lograrlo, nos enfocamos en tres objetivos estratégicos fundamentales.

En Acción Nacional proponemos:

4.4.1  ECONOMÍA Y MEDIO AMBIENTE

4.4.1.1 Apoyo a la innovación ambiental. Promover la investigación y el desarrollo de tecnologías y prácticas ambientales innovadoras que propicien el uso eficiente de los recursos, faciliten la gestión de residuos y reduzcan el impacto ambiental.

4.4.1.2 Colaboración con la industria. Trabajar en estrecha colaboración con las empresas, apoyándoles en la transición hacia el uso eficiente de los recursos, brindándoles asesoramiento, acompañándoles para que adopten prácticas más sostenibles y se involucren activamente en la gestión de residuos.

4.4.1.3 Ley de Economía Circular de rostro humano. Impulsaremos una Ley sobre economía circular, con rostro humano, que coadyuve con el desarrollo económico y social en cada región, según su vocación.

4.4.1.4 Colaboración público-privada. Establecer alianzas estratégicas entre el gobierno, el sector privado y la sociedad civil para impulsar la economía circular a nivel nacional.

4.4.1.5 Eco etiquetado y certificación ambiental. Establecer un sistema de eco etiquetado y certificación ambiental que permita a los consumidores identificar productos y empresas que siguen prácticas sostenibles de economía circular.

4.4.1.6 Fomento del reciclaje. Implementar programas de educación y concienciación a nivel nacional para promover el reciclaje y aumentar la tasa de aprovechamiento de residuos. Esto incluye la instalación de más centros de reciclaje y la promoción de la separación de residuos en los hogares y las empresas.

4.4.1.7 Estímulos fiscales. Crearemos programas nacionales de gestión y aprovechamiento económico de los residuos, mediante estímulos fiscales en beneficio del ambiente y la economía.

4.4.1.8 Incentivos fiscales para empresas sostenibles. Ofrecer incentivos fiscales a las empresas que adopten prácticas de economía circular, así como la reutilización y el reciclaje de productos, reduciendo su huella ambiental.

4.4.1.9 Leyes y regulaciones ambientales más estrictas. Armonizar la Ley de Economía Circular, de forma que permita fortalecer las leyes y regulaciones ambientales relacionadas con la gestión de los residuos, imponiendo sanciones más severas a quienes incumplan con las normativas. Lo que garantizará un mayor cumplimiento y responsabilidad por parte de las empresas y los municipios.

4.4.1.10 Modernización de la infraestructura de disposición de residuos. Mejorar la infraestructura y la operación diaria de los sitios de disposición final de basura para garantizar un control efectivo del biogás y el manejo de lixiviados. Esto ayudará a reducir la contaminación ambiental y prevenir riesgos para la salud pública.

4.4.1.11 Promoción de la economía circular. Fomentar la adopción de principios de economía circular en la producción y el consumo.

4.4.1.12 Replanteamiento de programas para una economía circular. Reorientar los programas para promover el cuidado medioambiental y el desarrollo de una economía circular en favor de las regiones y comunidades.

4.4.1.13 Prácticas agrícolas sostenibles. Promover prácticas que fomenten un uso eficiente de recursos, como la labranza de conservación y la creación de barreras naturales para aprovechar esquilmos, incorporación de materia orgánica a las parcelas, optimizar el uso del agua, recuperación de suelos, agricultura de precisión y prevenir emisiones atmosféricas, buscando con ello reducir la vulnerabilidad de las actividades agrícolas ante el cambio climático.

4.4.1.14 Cobro por disposición. Implementar un esquema de cobro por disposición de residuos en sitios de disposición, para fortalecer la infraestructura, los procesos y la operación diaria.

4.4.1.15 Transición de personas trabajadoras informales de recolección. Ofrecer incentivos y reconocimiento a las personas trabajadoras informales y recicladoras como parte esencial de la cadena de gestión de residuos, formalizándolas y promoviendo la regulación regional para una gestión más eficiente de los residuos.

4.4.1.16 Responsabilidad extendida. Impulsar la responsabilidad extendida del productor mediante legislación y normativas que obliguen a las empresas a hacerse cargo de sus productos al final de su vida útil, y a rediseñar procesos y productos para una gestión más eficiente de residuos, así como productos más duraderos que eviten la obsolescencia programada y la reducción de residuos desde el origen.

4.4.1.17 Valorización de residuos. Fomentar la valorización de los residuos, a través de una plataforma de intercambio de residuos y recursos entre empresas, ciudadanía e instituciones; así como el aprovechamiento de subproductos en sitios de disposición final como lixiviados y biogás, o residuos de la construcción.

4.4.1.18 Economía circular y reducción de plásticos. Impulsar la economía circular y reducir el uso de plásticos no biodegradables.

4.4.1.19 Costo beneficio y sostenibilidad. Impulsar los análisis de costo beneficio y planes de economía circular en la industria y otros sectores, que resaltan la rentabilidad de dichas medidas, así como la mitigación y adaptación al cambio climático.

4.4.1.20 Recolección de residuos. Realizar una recolección de residuos diferenciada desde la fuente de generación doméstica con la modernización de vehículos recolectores de residuos sólidos urbanos, contemplando la instalación de contenedores en las colonias para el depósito de residuos reciclables.

4.4.1.21 Residuos empresariales. Impulsar la autorregulación de las empresas en materia de residuos.

4.4.1.22 Participación ciudadana activa. Fortalecer la comunicación social ambiental, promover la denuncia ciudadana, así como la difusión de las leyes y programas ambientales del Estado.

4.4.1.23Políticas públicas sobre residuos. Generación de políticas públicas para la gestión integral de residuos.

4.4.1.24 NOM ambientales. Creación de Normas Técnicas Estatales Ambientales relacionadas con la gestión integral de residuos y economía circular.

4.4.2. ECO CERTIFICACIONES

4.4.2.1 Certificación a productos y servicios. Estableceremos un Sistema Nacional de Certificaciones Ambientales obligatorias para productos y servicios, verificando su desempeño ambiental a lo largo de todo su ciclo de vida mediante un eco etiquetado.

4.4.2.2 Supervisión oficial. Las certificaciones ambientales serán emitidas por organismos acreditados ante autoridades mexicanas tras evaluaciones de aspectos como huella de carbono, uso de recursos renovables, generación de residuos, entre otros.

4.4.2.3 Estándares NOM. El cumplimiento de estándares ambientales superiores a los establecidos en Normas Oficiales Mexicanas será reconocido a través de un distintivo ambiental complementario al etiquetado obligatorio.

4.4.2.4 Gradualidad fiscal. Las empresas que cuenten con procesos de producción y servicios ecoamigables, certificados ambientalmente, accederán a estímulos fiscales progresivos dependiendo del nivel de sustentabilidad alcanzado.

4.4.2.5 Facilidades para licitaciones. Los productos y servicios eco etiquetados gozarán de preferencia en adquisiciones públicas sustentables de dependencias gubernamentales.

4.4.2.6 Campañas informativas. Se implementarán campañas informativas para promover entre consumidores y usuarios la selección de bienes y servicios ambientalmente responsables

0
Comenta por favorx